Si quieres contactar con los administradores del blog, nuestro correo: admgl2000-degustandobarcelona@yahoo.es
Blog sobre Barcelona con opiniones de restaurantes, bares e informaciones diferentes sobre nuestra ciudad. Ayúdanos con tus comentarios opinando sobre los sitios que hayas visitado o recomendaciones que creas interesantes, así como datos o lugares a añadir o modificar en nuestras listas, que iremos actualizando con vuestras aportaciones. Para cualquier duda o información adicional contacta con nuestra dirección de correo electrónico si prefieres hacerlo de forma privada.

La Lluna

jueves, mayo 26, 2011

Nombre: La Lluna
Dirección: Carreró St. Bonaventura, 7 (Barcelona) {MAPA}
Teléfono: 93.342.44.79
Horario: Lunes a miercoles 13-16:30, Jueves y Viernes 13-16:30; 21-23:30 Sábado 13:30-16:30; 21-23:30
Página Web:  {web} 


 Ubicado en un callejón por donde no pasearías si no fueras directamente a este lugar, encontramos este restaurante que sinceramente nos ha gustado mucho. En pleno centro de Barcelona, en pleno centro del meollo turístico de la ciudad, un lugar que tan solo entrar, sientes que tras de sí tiene mucha historia por el aspecto y decoración del interior del local. El restaurante consiste en una entrada, que parece la recepción de un antiguo hotel donde encuentras una barra de bar. Al fondo lo que es el propio restaurante, una gran sala que nos recuerda el estilo de una casa o palacete de épocas pasadas. Techo alto, columnas, candelabros... además de algo poco habitual últimamente, mesas amplias. El lugar tiene un aspecto un tanto avejentado con sus mesas que bailan, sillas que crujen, pero este es también parte de su atractivo, transportarte a otra época.


  Algo que nos encantó y que ambos destacamos es el servicio. Nosotros creemos que ir a comer, ir a un restaurante forma parte de una experiencia global. Gastas un dinero para recibir un servicio que consiste no solo en una buena comida, sino en algo también sensitivo como encontrarse a gusto. En este caso destacamos la atención y el trato del restaurante. No hablamos de una persona concreta, de un camarero que nos atendió bien, sino de una forma global de cuidar al cliente. Amabilidad, diligencia, sonrisa no forzada y cierta familiaridad sin perder la intimidad que también debe prevalecer en la mesa... Recuerdo a un camarero que no era el que nos atendía pasando al lado de nuestra mesa y con una sonrisa, mientras comemos, nos regala un "buen provecho", sin forzarlo, amable, familiar, sonriente, sumamente agradable. Y este ejemplo es la sensación del trato durante toda la velada, amabilidad no impostada. Meditando, nos dimos cuenta de lo desgraciadamente atípìco que es un buen servicio en la gran mayoría de restaurantes. No podíamos olvidar tantos sitios a los que habíamos ido anteriormente, con un trato tan lejano a este. Cuantas caras de fastidio al tomar nota, al servir los platos, al traer la cuenta.... Desgraciadamente eso también forma parte de ir a un restaurante, algo que puede hacer que la experiencia no sea no ya perfecta sino incluso desagradable y frustrante, y la culpa de esto no es del cliente ni de quien te atiende, la culpa es y siempre será del encargado o dueño que permite ese trato injustificado.



  Pero no solo de atenciones se vive, y valorando también la comida podemos decir que estuvo a la altura. A un precio bastante ajustado (funcionan a base de menús con bastantes opciones a elegir), encontramos platos elaborados, cocina de mercado, mediterránea, catalana, con toques de autor, con raciones suficientemente abundantes para quedarse satisfecho. Comentar que en su carta tienen algunos platos sin gluten (S/G), apto para celiacos.

  En la velada comimos de primero raviolis de setas con salsa de boniato y aceite de albahaca. Un plato sencillo y sabroso donde primó la calidad de la pasta fresca. De segundo rissotto de arroz con cola de buey y espárragos, muy sabroso, y rape con bacon y berenjenas rellenas, bien elaborado y con diferentes sabores. Para finalizar, los postres: hojaldre de manzana con sorbete de vainilla, exquisito, y piña asada con mascarpone de frutos rojos y sorbete de cassis, abundante, muy dulce y una mezcla diferente y sorprendente con diversas texturas. A parte de aguas tomamos vino Editor Crianza 12,5 €. Comentar que el menú nocturno es de 29 €, incluyendo primero, segundo, postre, pan y bebida. Mirando en su web vemos que a mediodía y entre semana disponen de menús más económicos con la misma oferta, que la verdad, si la calidad es la misma, es más que recomendable el lugar. También ofrecen menús vegetarianos.

  Resumiendo, este si es un lugar que recomendamos. Para no ponerlo todo tan perfecto, la verdad es que la cuenta nos costó mucho que la trajeran. El local estaba repleto y creemos que el encargado de sala también atiende mesas cuando hay mucha gente por lo que no atendió de inmediato la solicitud, pero esto es una conjetura nuestra, y además, no es algo que nos estropeara la cena. Lo que tenemos claro es que aquí si repetiremos por el trato exquisito y por que la diversidad y calidad de platos a precios razonables es muy atractiva.


A favor: Un servicio amabilísimo
Indiferente: 
En contra: 


Gasto por persona: 35,75 € / 27,02 € con Restopass  (2 menú noche, 1 agua, 1 vino crianza)
Fecha y hora: Sábado, 21:30 7-Mayo-2011
Ocupación: Pocas mesas al llegar, lleno al irnos

Calidad servicio: Exquisito y muy amable, algo lento en atender.
Comida: Bien presentado en cantidades adecuadas.
Tipo Comida: Mediterránea, catalana, de mercado, de autor.
Ambiente: Antiguo, amplio, decoración como un antiguo palacio o casa señorial.
Ambiente Musical: Música tranquila, en algún momento jazz.

Puntuación Global: 7 sobre 10
Ambiente: 3,25/5 Comida: 3,25/5 Servicio: 4/5 Calidad/Precio: 3,75/5

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...